Si pensamos en algún local de tapas gourmet en Ávila, lo primero que nos viene a la cabeza es un sitio con una amplia variedad de productos de primera calidad, como por ejemplo, un surtido de ibéricos y productos típicos de la zona.

Sabemos que los productos ibéricos son sinónimo de calidad, pero tenemos que saber distinguir entre los diferentes grados de calidad en función de su pureza, según la Ley de calidad de productos ibéricos de 2014.

En un local de tapas gourmet en Ávila encontraremos productos ibéricos con los diferentes precintos de colores asociados a su calidad y es interesante conocer a cuál corresponde cada color.

El precinto blanco es para productos que vienen de cerdos 50 % ibéricos y engordados con piensos. El verde es para los conocidos como "de cebo", que están engordados con piensos, pero también con pasto. Después, encontramos los precintos rojos para el jamón "de bellota", que es al menos un 50 % de genética ibérica, pero está engordado con la montanera, que es el pasto de los cerdos en la dehesa.

Por último, tenemos el etiquetado con precinto negro para la carne de los cerdos cien por cien ibéricos y alimentados con bellotas, en las dehesas, entre bosques de alcornoques y encinas.

Estos productos del cerdo, de origen ibérico, están considerados como un auténtico placer para el paladar y algunos de los más habituales en cualquier local gourmet que se precie son el chorizo, el lomo, el salchichón, la sobrasada y, sobre todo, el jamón, considerado como el auténtico rey de la mesa.

En Ávila, en Los Metros que nos Faltaban podrás degustar toda clase de productos ibéricos de calidad y diversos platos elaborados con los mejores productos típicos castellanos, así como con productos del cantábrico, tales como el bonito del norte, sardinas o anchoas.